Tras la tormenta

In Uncategorized by LuiGMarin

Anoche ya olía a lluvia, a tierra mojada, me gusta el otoño, el invierno, el final del verano, disfrutar del sonido y la frescura de la lluvia, enriquecedora, purificadora, relajante. 
Sentir la naturaleza expresar su fuerza, el sonido de los rayos con su bramido constante, su voz y su forma de decirnos: ¡eh, aqui estoy, no te creas que eres el dueño del universo, si quiero que te despiertes a medianoche desvelado por mi furor lo haré, y si quiero abrirte los ojos para que presencies la belleza que soy capaz de crear lo haré!
Mientras los niños entran a clase, mientras cada uno comenzamos nuestro dia, esperando que no se haga largo este viernes, alli arriba se libra una batalla, o se crea una obra maestra. 

La naturaleza despliega todo su arsenal de pinceles y luz indiferente a nuestra presencia, donde hace un momento la tormenta resonaba con fuerza, ahora la luz del sol se abre camino hacia el mar, y no nos queda más que admirar lo que siempre intentamos imitar.


Imagen tomada en Torremolinos esta misma mañana ( Viernes 17 de septiembre 2010)