Se ruega tocar, una visita al MIMMA

Hace unos días estuvimos algunos integrantes del coro al que pertenezco en el MIMMA, (Museo Interactivo de la Música de Málaga), fuimos invitados a una visita guiada, además después de la visita improvisamos unos temas en la sala de conciertos del mismo, lo que sorprendió a más de un visitante. Doy las gracias desde aquí a los responsables del museo por este detalle.

Anteriormente situado en el parking de la Acera de la Marina, el MIMMA fué trasladado  a un espacio mucho más amplio, un antiguo palacete reformado con entrada en calle Beatas.

Fué un rato agradable y entretenido en el que nos explicaron muchos detalles sobre gran parte de cada uno de los instrumentos que componen la colección del MIMMA, dividida en secciones, como si una orquesta se tratara y también por continentes, desde los instrumentos más ancestrales hasta los más modernos, electrónicos. Te das cuenta por ese paseo como a través de la historia, el ser humano ha tenido siempre la necesidad de crear música y de como, por ejemplo, el violín, de una forma u otra ha existido en diferentes culturas separadas por océanos.

El lema del MIMMA “Se ruega tocar” hace referencia a las salas rojas en las cuales tenemos instrumentos a nuestra disposición para dar rienda suelta a nuestra inquietud y curiosidad musical, si nunca has tocado un piano, un gong, un violonchelo, un didgeridoo, un steel drum…. aquí tienes la oportunidad de probarlo, con más o menos destreza.

Y qué decir  de la batería electrónica que encontramos en una cabina en la sala de conciertos, lo más probable es que si te sientas en ella, y coges las baquetas, te atrape la posibilidad de emular al mismísimo Lars Ulrich de Metállica…

 

LuiGMarin

No se permiten comentarios.