Observatorio astronómico Torcal de Antequera

In Paisajes by LuiGMarin

Un grupo de amigos y yo reservamos para asistir a las actividades astronómicas que se realizan desde el observatorio del Torcal de Antequera. Y a ello fuimos, concretamente en la noche del 14 al 15 de agosto pasado.

Nos advertían persistentemente que lleváramos ropa de abrigo a pesar de ser agosto, pero aún así el frío nos cortó el cuerpo a algunos, la temperatura de Antequera ciudad al Torcalpuede bajar unos 10 grados, cuando llegamos al atardecer estábamos allí arriba a 17 grados y en cuanto anocheció llegó hasta los 14 grados, que sumado al viento que hacía, nos hizo pasar aún más frío. Como Francisco Gálvez, responsable de la actividad, suele aconsejar, es mejor llevarse más ropa de la que se crea conveniente y dejarla en el coche si no es necesaria, de todas formas la observación astronómica se hace muy cerca de los aparcamientos.

En cuanto cae la noche y si el cielo está despejado ya comienzan a asomar las primeras estrellas y planetas en el cielo del Torcal, y en cuanto llevas un rato mirando al firmamento y a medida que se va oscureciendo, los puntitos luminosos empiezan a brotar y en medio del cielo ves aparecer una difusa mancha blanquecina que lo cruza: la Vía Lactea, o mejor dicho un trozo de uno de sus brazos. Francisco empieza su charla didáctica a pié de firmamento señalando con un potente puntero láser las constelaciones, estrellas, nebulosas, planetas, nos habla con pasión de cada una de esas luces lejanas y más tarde podemos observarlas a través de un telescopio, apreciamos los anillos de Saturno, la difusa forma deAndrómeda o los diferentes colores de las estrellas, según su edad.

Las más de 2 horas de charla se pasan volando, hasta que en un cierto momento te encuentras en ese entorno mágico que es el Torcal de Antequera, con esas formaciones rocosas bajo un tapiz de polvo de estrellas. Te sientes pequeño, pero grande al mismo tiempo formando parte de un Cosmos casi infinito.

A lo largo de la noche presenciamos varias estrellas fugaces, una de ellas la conseguí captar en una de mis fotografías (ver recorte). Estas imágenes las realicé con la cámara Canon 6D, a un ISO que oscilaba entre los 1.000 y 1.600 la apertura de 3,2 y exposiciones de 20-25 segundos, por eso se aprecia un ligero movimiento de recorrido de las estrellas al hacer zoom en ellas.