La imagen corporativa

LuiGMarin Uncategorized

¿Te imaginas salir a la calle cada día con un rostro distinto? tu familia, compañeros de trabajo, amigos, vecinos no tendrían una imagen clara de tí, de quien eres, no harian hueco en su mente de tu imagen ni te relacionarian con un rostro definido.

Esto tan surrealista aplicado a un negocio, comercio, entidad, asociación, empresa o autónomo se puede hacer realidad si no definimos nuestra imagen claramente.

La imagen corporativa tiene mucho que ver con la impronta que nuestra empresa deja en los demás, de la percepción que nuestros potenciales clientes tiene de nosotros. Es importante definir claramente nuestra imagen para crear interes al consumidor, crear dejar hueco en su mente, riqueza de nuestra marca, y que así nuestro producto o negocio llegue de una forma compacta y coherente al público y sea más facil su venta.

Cuando se crea una imagen corporativa estamos encontrando un vinculo visual y perceptivo entre el que ofrece y el que busca.
Para empezar creamos un logotipo vinculado al nombre y actividad de la empresa, una imagen simpática, elegante, acorde con el tiempo y el espacio en el que se desenvuelve tu negocio, una imagen con la que te encuentres cómodo para vincularte a ella.

Tras esto, encontramos la manera de crear una conexión de tu logotipo y todo lo que rodea a tu empresa, para lograr un equilibrio eficaz que facilite tus ventas y que el público relacione tu entorno facilmente, esto es, aplicar la imagen, colores, formas, slogan, a tu papelería y elementos de marketing, papel de cartas, sobres, bolsas, rótulos, tarjetas, carpetas… etc.
El diseño de todo ello, debe hacerse con coherencia y teniendo en cuenta que todo ello pasará por imprenta, por lo que huiremos de los diseños exagerados, sobrecargados, y que obstaculizen el trabajo de impresión.
Todos conocemos casos del primo de tal o el vecino de cual que ha diseñado un dibujito para la el negocio de algun conocido, a la hora de plasmar esa imagen en forma coherente se las ha visto con mil y una dificultades con la imprenta. ¿ te suena ?
Como estoy explicando, el trabajo de diseño de una imagen corporativa no acaba con el diseño del logotipo e imagotipo, se debe dar al propietario de la empresa soluciones eficaces a la aplicación de esa imagen a cada uno de los soportes físicos o virtuales que utiliza, mostrársela de manera clara.
De ninguna manera se debe dejar desamparada a esa empresa con un compendio de ideas, se debe dejar todo el trabajo listo para enviar a imprenta cuando sea preciso.
Es por ello que tras el trabajo de diseño del logotipo e imagen corporativa se entrega al cliente lo que se denomina Manual Corporativo, en el se explica cada detalle de las características gráficas y técnicas de la imagen que hemos creado para él, formas, colores, tipografías, aplicaciones.
Este manual se entregará impreso en el número de páginas que sea preciso y además se debe hacer entrega de un CD con el mismo manual en soporte informático y algo muy importante, de todos los archivos de imagen en diferentes formatos, todo listo para su impresión, para que nunca tenga el propietario de la empresa ninguna dificultad a la hora de imprimir.

En mi caso, si así lo desea el cliente mi trabajo no acaba con el diseño de la imagen corporativa y la entrega del manual, buscaré los mejores precios y calidades de impresión para hacer realidad palpable la imagen que hemos creado para él, y lo que es más importante, siempre estaré disponible para cualquier duda o cuestión relacionada con este trabajo, nuestro cliente no tiene porque saber de todo, por eso hay que saber asesorarlo.

¿Que coste tiene una imagen corporativa? depende mucho del tipo de empresa o entidad, no es lo mismo un sencillo autónomo que un mediano comercio con una o varias sucursales , o una gran multinacional, así que si deseas que te diseñe la imagen corporativa, entra en la web de LUI Estudio Creativo, www.luimalaga.com mira algunos ejemplos de las que he diseñado y ponte en contacto conmigo, hablaremos y nos pondremos a trabajar.

Tu imagen está en juego.